Abr 02 2020

UGT considera a policías, bomberos y personal de prisiones colectivos de alto riesgo

 

UGT no ha participado en el "Procedimiento de los Servicios de Prevención" ante el Coronavirus

Desde que comenzó la crisis sanitaria, desde FeSP-UGT hemos solicitado material de prevención y protección para todos los colectivos. Aunque los medios han puesto el foco de alarma en el personal sanitario y de dependencia, esta organización sindical no ha desestimado en ningún momento la necesidad de medidas de protección para todos los colectivos que están en la calle realizando tareas de control: policías, bomberos y funcionarios de la AGE con riesgo potencial, como el personal de instituciones penitenciarias.

La policía municipal está siendo un colectivo clave en esta crisis y desde que comenzó el estado de alarma hemos solicitado a ayuntamientos y comunidades autónomas que doten de EPIs a todos los cuerpos. Lo acreditan un sinfín de documentos y medidas de presión para la adecuada prevención que desde UGT hemos enviado a las diferentes administraciones, considerando a los cuerpos de policías colectivos expuestos al contagio por labores que necesariamente implican acercamiento a la ciudadanía: control, atención a denuncias, emergencias etc. 
 
En esta crisis no hay trabajadores de primera y trabajadores de segunda. Como sindicato de clase, reclamamos protección adecuada a todos y todas y velamos por el cumplimiento de los derechos y necesidades que se han puesto de manifiesto en las diferentes fases de actuación desde que se activó el estado de alarma. De este modo, desde hace más de una semana UGT ha intensificado la solicitud de equipos de prevención a medida que aumentaba el número de contagios.
 
La FeSP-UGT de La Rioja del Ayuntamiento de Logroño solicitó el 25 de marzo sl equipo de gobierno del consistorio que se hiciera el test de diagnóstico del COVID-19 a la policía local, y no hemos obtenido aún ninguna respuesta. FeSP-UGT cree imprescindible realizar el test de diagnóstico del virus al grupo de agentes que inician la semana de trabajo, pues pueden incorporarse a sus puestos contagiados tras sus días de confinamiento, exponiendo así desde el primer día y a lo largo de la semana de trabajo al resto de agentes y a toda la ciudadanía.

En Baleares, el 20 de marzo UGT pidió dotación de equipos de prevención y la realización de pruebas de detecciones del covid-19 a los miembros de las policías locales. En concreto, se solicitó que  los suficiente para poder ejercer esas actuaciones., así como que las Corporaciones locales recaben de las autoridades sanitarias que se realicen a los miembros de las Policías Locales las pruebas de detección del COVID-19 de forma ágil para poder seguir desempeñando sus funciones. Algunos de los Ayuntamientos a los que se envío la solicitud fueron:  Eivissa, Manacor, Maó, Palma y Calvià, y Ciudadela, por mencionar solo algunos.

En la Comunidad Valenciana UGT ha pedido al Ministerio del Interior que el personal de la policía local fuese considerado personal de alto riesgo y que se proporcione a las Policías Locales de la Comunidad  el material necesario para el desarrollo de su trabajo, pantallas de protección, guantes, mascarillas,etc, además de que se realicen las gestiones oportunas para que, de igual forma que se esta dotando de Epis deprotección frente al Covid-19 a otros profesionales, se haga con las plantillas de policía local.

En Madrid, junto a otros sindicatos, hemos reclamado la inclusión de las policías locales municipales como colectivo de alto riesgo frente al contagio del coronavirus, así como la facilitación de las pruebas de detección precoz frente a la pandemia. 

En Ceuta, UGT ha exigido los trabajadores y trabajadoras que mantengan su actividad cuenten con los equipos de protección individual (EPIs) y las medidas de seguridad que les salvaguarden del contagio del coronavirus y garanticen su salud.

Numerosos ayuntamientos de Andalucía, Euskadi, Extremadura, y Catalunya llevan semanas pidiendo que se proteja a todos los trabajadores y trabajadoras.

Abr 01 2020

Versión para impresiónVersión para impresión

Ana García exige por carta a la Directora General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad la eliminación de toda presencia del sindicato en el documento, ya que UGT no ha participado en nada del mismo


La Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Ana García de la Torre, ha enviado una carta a la Directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, para que retire nuestro logo y nuestra reseña del documento denominado “Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2”, elaborado por el Ministerio, donde se recoge un procedimiento que deben seguir los Servicios de Prevención ante el Coronavirus.

UGT no ha firmado este documento, ni ha participado en su elaboración ni en la redacción del texto, como también ha recogido algún medio de comunicación en el día de hoy. No existe acuerdo alguno del que haya participado UGT en este sentido, por lo que el sindicato reclama la retirada inmediata de nuestro logo de tal documento y la eliminación de nuestra presencia en la redacción, dado que esto da a entender nuestro acuerdo con un documento que no hemos firmado.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria originada por la infección del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, UGT ha sostenido que eran los criterios marcados por las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad los que debían prevalecer para afrontar esta emergencia sanitaria que estamos sufriendo.

El sindicato señala que, si bien sí se recibió un borrador del Procedimiento referido, desde el inicio ha planteado diversas alegaciones y modificaciones que no han sido atendidas. Entre ellas, destaca nuestro profundo desacuerdo con la “Tabla 1 de escenarios de riesgo de exposición al coronavirus en el entorno laboral”. A nuestro entender, y esto es un mero ejemplo de nuestros desacuerdos, los colectivos que se incluyen en dicha tabla bajo la calificación de “baja probabilidad de exposición”, como los distintos cuerpos de policía, Guardia Civil, equipos de salvamento, Protección Civil, Bomberos y personal de instituciones penitenciarias, etc., realizan actividades que les obligan a estar en contacto estrecho con personas con sintomatología y por ello se debiera garantizar una protección eficaz de su seguridad y salud.

Por lo tanto, UGT exige al Gobierno la puesta en marcha de las medidas necesarias que aseguren al suministro de los EPIS y el material de prevención necesario para evitar el contagio, así como la toma de todas aquellas medidas necesarias para la seguridad de los trabajadores y trabajadoras, y los servidores públicos.