Sep 16 2019

Reducir las horas de enseñanza directa del profesorado es una exigencia para mejorar la calidad educativa

 

Un mayor número de horas lectivas no se corresponde necesariamente con una mayor eficacia escolar, como acaba de recordarnos el informe 'Panorama de la Educación 2019', que elabora la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Por el contrario, la ampliación de las plantillas de los centros educativos y la revisión de la distribución horaria semanal y del número de alumnos y grupos asignados a cada profesor favorecería un mejor ajuste a las necesidades reales de los centros y una educación más personalizada.

FeSP-UGT considera que una amplia oferta de empleo público docente permitiría a nuestro profesorado alcanzar las mismas cotas de horario lectivo que tienen sus colegas europeos, además de contribuir a un rejuvenecimiento de las plantillas que resulta ya imprescindible y a la reducción del número de docentes interinos. Todo ello posibilitaría una mayor estabilidad de las plantillas de los centros, lo que a su vez redundaría en un mejor desarrollo y una mayor continuidad de sus proyectos educativos.

Con ser fundamental, el tiempo que los docentes dedican a impartir clase no lo es todo. No menos importante es el dedicado a otras tareas como la preparación de esas mismas clases, correcciones, cursos de formación, reuniones con el resto del equipo docente, innovación didáctica o, entre otras muchas, la tutorización de profesores noveles.
Sin embargo, el porcentaje de horas que el profesorado español dedica dentro de su horario laboral a esas otras tareas decisivas en la enseñanza está por debajo de las que emplea un colega suyo en otros países de la Unión Europea, como apunta nuestro informe ‘Horario del profesorado 2019’.

En España, el porcentaje de horas dedicadas a la enseñanza directa está por encima de los promedios de la OCDE y la UE23. Mientras los docentes españoles de Educación Primaria dedican a la enseñanza un 62% de su tiempo laboral y los de Secundaria un 50%, la media de la OCDE y de la UE23 es de un 48-49% en Primaria, y de un 43% en la primera etapa de Secundaria y un 41% en la segunda de Educación Secundaria.

Por tanto, sigue resultando prioritario reducir las horas lectivas del profesorado y acercar y equilibrar el número de horas de atención directa al alumnado con el que se reserva para la preparación de otras actividades fundamentales en el quehacer educativo.

La reducción de la carga lectiva que hemos venido reclamando -20 horas para el profesorado de Infantil y Primaria y 18 horas para el Secundaria y Bachillerato- permitiría disponer de más tiempo para preparación, evaluación, coordinación o formación. Ello redundaría sin lugar a dudas en un incremento de la calidad de la enseñanza.

Sin embargo, la mayoría de las Administraciones educativas no han seguido la recomendación formulada en la Ley 4/2019, de 7 de marzo, de Mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la enseñanza no universitaria, y han perdido la oportunidad de establecer 23 horas lectivas para Primaria y 18 para Secundaria.

Por todo ello, FeSP-UGT considera necesario diseñar nuevas estrategias que permitan que los recursos humanos de los que disponen los centros se adapten a las circunstancias del alumnado y a las exigencias que hoy demanda la educación. Algo que, a nuestro juicio, ha de pasar por la reducción de horas lectivas y ratios, la incorporación de otros profesionales o la renovación curricular.

Enseñanza Informa

Sep 09 2019

OEP 2018: Publicada en el BOE la relación provisional de aspirantes admitidos y fecha, lugar y hora de examen

Se ha publicado en el BOE de hoy de hoy, 9 de septiembre, la Resolución de 5 de septiembre de 2019, del Instituto Nacional de Administración Pública, por la que se aprueban las relaciones provisionales de aspirantes admitidos y se anuncia la fecha, hora y lugar de celebración del primer ejercicio o del ejercicio único de los procesos selectivos para el ingreso o el acceso en los Cuerpos General Auxiliar de la Administración del Estado (libre y promoción interna para personal funcionario y personal laboral fijo), General Administrativo de la Administración del Estado (libre y promoción interna para personal funcionario y personal laboral fijo), Técnicos Auxiliares de Informática de la Administración del Estado (libre y promoción interna para personal funcionario y personal laboral fijo), Gestión de la Administración Civil del Estado (libre y promoción interna para personal funcionario y personal laboral fijo) y Gestión de Sistemas e Informática de la Administración del Estado (libre y promoción interna para personal funcionario y personal laboral fijo).

2341

 

Sep 09 2019

La situación de estancamiento en que se encuentra la educación genera inseguridad e incertidumbre en los centros escolares

 

El sector de Enseñanza de FeSP-UGT considera que el curso escolar que comienza será un nuevo año perdido para la Educación si no hay un gobierno que retome las reformas que quedaron paralizadas, como son entre otras, la derogación de la LOMCE y la implementación de medidas que requiere nuestro sistema educativo y sus profesionales y hacer que la Educación sea una prioridad de Estado.

Nuestra organización ha venido exigiendo medidas que hicieran posible paliar los efectos de la LOMCE hasta  la aprobación de una nueva ley que la derogue, pero la inestabilidad política ha mermado cualquier negociación al respecto y la puesta en marcha de medidas que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores de enseñanza.

La ley de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria aprobada por el gobierno socialista en marzo de 2019 puso fin al aumento de las ratios, a la limitación de las sustituciones del profesorado, aunque dejaba en manos de las comunidades autónomas el establecimiento del horario lectivo del mismo. El sindicato viene exigiendo que todas las CCAA reduzcan el horario lectivo de los docentes tal como recoge dicha ley.

Las administraciones educativas han de hacer frente y solucionar las deficiencias que sufre la educación y que venimos denunciando cada inicio de curso, como son: obras sin finalizar, disminución de recursos para el funcionamiento de los centros, falta de inversión en infraestructuras y material escolar, plantillas incompletas, retraso en la cobertura de las sustituciones, recortes de proyectos de atención a la diversidad,… Estas situaciones son solo una pequeña muestra de las medidas de ajuste a las que se está sometiendo al sistema educativo y al funcionamiento de los centros año tras año.

Por otra parte sigue siendo preocupante el alto número de profesorado interino y la precariedad de su trabajo (jornadas parciales, itinerancias…). El Acuerdo para la mejora del Empleo Público (Gobierno-Sindicatos) de 2017 tenía como objetivo la reducción de la tasa de interinidad del 25% al 8%. A fecha de hoy a pesar de las amplias ofertas de Empleo Público docente, las plazas convocadas siguen siendo insuficientes.

FeSP-UGT valora que el Gobierno haya convocado la mesa sectorial de la Enseñanza Concertada tras 7 años sin ser convocada por los Gobiernos del Partido Popular. Ahora ya es exigible sistematizar este órgano y dotarlo del contenido necesario para que la negociación colectiva sea productiva en el sector. El sindicato seguirá reivindicando la negociación de un nuevo Real Decreto de Conciertos adaptado a la nueva realidad social que sustituya al vigente que data de 1985. Asimismo, parece el momento de negociar en dicha Mesa de negociación aspectos importantes para la Enseñanza Concertada como la homologación, las plantillas de los centros, el pago delegado para todos los trabajadores, medidas que favorezcan la jubilación parcial o la mesa de estudio de los módulos de conciertos establecida en la disposición Adicional vigésimo novena de la LOE.

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT reclama responsabilidad a los partidos políticos para hacer posible un gobierno que impulse actuaciones que incidan en las necesidades de nuestro sistema educativo.

El sindicato viene insistiendo en unas propuestas educativas básicas que consideramos imprescindibles para mejorar la educación y las condiciones laborales del profesorado:

  • Una nueva Ley educativa, con vocación de estabilidad y equilibrio y basada en acuerdos amplios, que garantice el derecho a la educación y en la que la equidad y la compensación de desigualdades sean un eje vertebrador de la misma.
  • Aumentar la inversión educativa hasta alcanzar en los próximos años el 7% del PIB como gasto público educativo, así como establecer un compromiso parlamentario de no situarnos nunca por debajo de los niveles de inversión de la media de la UE.
  • Aumento y estabilidad de plantillas mediante la oferta de empleo público tal y como recoge el Acuerdo Gobierno-Sindicatos (UGT, CCOO, CSIF) para reducir la temporalidad al 8%, así como el desarrollo de un sistema transitorio de ingreso sin pruebas eliminatorias.
  • La negociación de un Estatuto de la Función Pública Docente donde se regulen adecuadamente todos los aspectos que inciden en las condiciones laborales del profesorado y se establezca el desarrollo de una adecuada carrera profesional.
  • La necesaria recuperación de la pérdida del poder adquisitivo de los docentes con incrementos salariales y con la reversión de los recortes.
  • Mantenimiento de la jubilación voluntaria anticipada a partir de los 60 años y reducción voluntaria de la jornada lectiva para los mayores de 55 años,  sin reducción de haberes.
  • La recuperación de un contrato de relevo y jubilación parcial en el sector privado de manera que vuelva a ser un verdadero puente a la jubilación y una fuente de creación de empleo.
  • Reducción de la jornada laboral de 37,5 horas a 35 horas semanales, así como la reducción de la carga lectiva: máximo de 18 horas en Secundaria, Bachillerato,  FP, EOI y E.R. Especial, y 20 horas en Infantil y Primaria.

Consideramos que no se puede perder de nuevo un curso sin un calendario de negociación que restaure el diálogo social para la mejora de las condiciones sociolaborales de los trabajadores y trabajadoras de la Enseñanza. Desde UGT, consideramos urgente la formación de un Gobierno progresista y reclamamos al próximo equipo ministerial que impulse y promueva las medidas necesarias para abordar los problemas reales que tienen nuestro sistema educativo y sus profesionales. 

Sep 05 2019

"Vamos a exigir el incremento salarial para el año 2020, que puede llegar al 3’85%"

 

Julio Lacuerda, secretario general de FeSP-UGT, ha intervenido este jueves en en una mesa redonda  sobre las respuestas sindicales del futuro en la Escuela Internacional de Verano Manuel Fernández López "Lito" en Oviedo

En su reflexión sobre el futuro de los servicios públicos y las mejoras que deben realizarse en virtud del último Acuerdo, Julio Lacuerda ha señalado como impostergable la ejecución de las medidas previstas para la reducción de la temporalidad al 8%, y la creación de empleo público neto, por primera vez, desde 2009.

“Haya o no presupuestos- ha señalado- vamos a exigir el incremento salarial para el año 2020, que puede llegar al 3’85%, sumando todas las previsiones.

"Es necesario el pleno desarrollo, mediante la negociación colectiva, de la restitución de derechos: 35 hrs. semanales; percepción integra de salarios en situación de IT; formación para el empleo; movilidad interadministrativa para mujeres víctimas violencia de género".

Lacuerda ha señalado la importancia de ir poniendo los mimbres que complementen el referido Acuerdo con cuestiones imprescindibles que normalicen la negociación colectiva y avancen en la mejora de las condiciones de trabajo de los empleados y empleadas públicos, como hacer posible la jubilación parcial de los empleados públicos, eliminar la tasa de reposición de efectivos, vincular la jornada de 35 horas a la negociación colectiva, la creación de empleo y cobertura de los servicios a prestar, establecer medidas que impidan el abuso de la contratación temporal mediante el desarrollo de instrucciones al respecto. Y el pleno desarrollo de la carrera profesional, desbloqueando la formación para el empleo en las Administraciones Públicas son también objetivos clave.

Con carácter general hay que revisar el modelo de gasto público en nuestro país mediante:

  • Una programación presupuestaria plurianual, que garantice el desarrollo de unos servicios públicos de manera continuada (intersectorial y territorialmente).
  • Control de su correcta liquidación. Es importante aprobar los presupuestos, pero también controlar su ejecución.
  • Una mayor homogeneidad entre el gasto social del Estado y el del resto de las Administraciones.
  • Crecer sin desequilibrios presupuestarios con una política social financieramente sostenible.