Dic 16 2021

La negociación en las Administraciones requerirá ser cautos e incluir clausulas para exigir el cumplimiento íntegro de los acuerdos firmados

En los ámbitos  privados que forman parte de la Federación de Servicios Públicos de UGT, apuestan por impulsar el protagonismo del convenio sectorial estatal, incluyendo cláusulas que fijen su preferencia aplicativa sobre los inferiores.

Éstas han sido algunas de las conclusiones que se han podido extraer de las jornadas de orientación para la negociación colectiva y el diálogo social organizadas por UGT Servicios Públicos bajo el título ‘Negociar para avanzar. Avanzar para mejorar’. Estas sesiones de trabajo y debate, que han reunido durante dos días en Madrid a las negociadores y negocidoras de UGT Servicios Públicos, han puesto de relieve la necesidad de mejorar la estructura para proteger y extender ordenadamente la negociación colectiva, así como luchar por más y mejor empleo a través de la restitución de derechos y el avance en las condiciones socioeconómicas y profesionales.

En las Administraciones Públicas y el Sector Público, el sindicato considera necesario potenciar las mesas comunes, blindando y vinculando los desarrollos en ámbitos inferiores y propiciando acuerdos para ordenar la negociación colectiva en cada territorio y sector; determinar la legitimidad sindical para estar presente en las distintas mesas, impidiendo la presencia de quien no la ostenta; promover, en el ámbito local, la negociación supramunicipal, e impedir que se conceda protagonismo negocial a plataformas, foros, colegios profesionales, etc., puesto que no gozan del refrendo constitucional y legal que sí tenemos los sindicatos.

En los ámbitos privados que forman parte del sindicato de Servicios Públicos de  UGT, se aboga por impulsar el protagonismo del convenio sectorial estatal, incluyendo cláusulas que fijen su preferencia aplicativa sobre los inferiores; hacer un seguimiento de los convenios de ámbito inferior, manteniendo una información y comunicación previa con los responsables federales sobre la posible apertura de nuevos ámbitos o inferiores en los que ya existe convenio sectorial, o revisar los ámbitos funcionales y personales de los convenios para preservar su alcance y corregir los efectos de la externalización, concretando las actividades incluidas en el Convenio. Además, se propugna el completar los convenios colectivos con acuerdos sobre materias concretas (art. 83.3 ET) cuando resulte posible y conveniente.

En materia de empleo, UGT Servicios Públicos reclama que se garantice la vigencia de los convenios mediante cláusulas de ultraactividad, que se regulen los derechos digitales (desconexión, intimidad, videovigilancia, geolocalización), se desarrolle equilibradamente el trabajo a distancia o se causalice la contratación temporal y se complete con cláusulas de conversión en indefinidos.

Además, hay que alcanzar compromisos de estabilidad en el empleo; definir de manera amplia y detallada la subrogación de plantillas; mantener el poder adquisitivo de los salarios con cláusulas de garantía; reducir la jornada, sin reducción de salario, vinculada a la creación de empleo; fomentar la jubilación parcial con contrato de relevo; perfilar las funciones a desarrollar, ajustar la clasificación profesional y fomentar la promoción y carrera profesional en base a la formación y cualificación, así como ampliar los derechos sindicales (uso del correo electrónico, derechos de información para el correcto ejercicio de la acción sindical, etc.);  recuperar el grupo de trabajo (intersectorial e interterritorial) creado en 2018, de coordinación y seguimiento en materia de contratación pública, y recurrir a la solución autónoma de conflictos (VI ASAC).

Y en relación con la modificación del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), las jornadas han emplazado a los participantes a luchar por la restitución de los derechos pendientes y la innovación en materias que cubran las expectativas de los empleados públicos, lo que requiere una modificación parcial del EBEP.

La clausura de las jornadas corrió a cargo de Verónica Martínez Barbero, directora general de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Economía Social, quien mostró su profunda creencia en la negociación colectiva, a la que, dijo, lleva dedicándose toda la vida.

Martínez Barbero llevó a cabo un rápido repaso a las principales tareas en la que está inmerso el Ministerio de Trabajo y se refirió al “desmontaje de la reforma laboral”, cuyo objetivo es que el mercado de trabajo “sea menos desigual”. Agradeció el trabajo desarrollado a lo largo de las jornadas y valoró las conclusiones alcanzadas. “No cejéis en el empeño”, apeló, antes de advertir que, aunque habrá razones técnicas y políticas que habrá que debatir, los objetivos son compartidos.

Visto 57 veces