Imprimir esta página
Feb 25 2019

En Igualdad, las cosas claras

En Igualdad, las cosas claras

En tiempos tan políticamente convulsos como los actuales el 8 de marzo se convierte en una fecha decisiva para manifestar nuestra voluntad de seguir avanzando en la igualdad. No es la primera vez en la historia que tras avances decisivos, se pugna por volver a etapas anteriores, cuestionando derechos consolidados con argumentos basados en informaciones o datos erróneos. Informaciones que repetidas hasta la saciedad terminan convirtiéndose en afirmaciones que se dan por ciertas. Las consecuencias de este tipo de campañas de desacreditación pueden llegar a tener consecuencias dramáticas. Porque hay asuntos de tanta gravedad, como la violencia machista, que como sociedad no solo, no podemos permitirnos cuestionar, sino que exigen el compromiso del conjunto de la ciudadanía para evitar que ninguna mujer o sus hijos vivan con el temor de ser asesinadas.

Este 8 de marzo desde FeSP UGT en el marco de la convocatoria de UGT vamos a parar. Vamos a llenar las calles con un mensaje claro para manifestar nuestra voluntad de seguir trabajando en la conquista de la igualdad entre mujeres y hombres. Porque aunque algunos lo nieguen los datos nos muestran que  sigue existiendo una brecha salarial que repercute directamente en miles de trabajadoras. Por qué las mujeres siguen encontrando obstáculos para ocupar los puestos de dirección en las empresas y administraciones públicas. Los cuidados siguen siendo una responsabilidad de las mujeres que trabajan dentro y fuera del hogar, como es el caso de más de 250.000 empleadas en la ayuda a domicilio y residencias que viven con una precariedad extrema. Porque sigue existiendo una segregación por género en muchas ocupaciones y las medidas de conciliación recaen mayoritariamente en las mujeres que para atender a sus familiares tienen que reducir su jornada laboral o pedir excedencias. Y porque el acoso sexual o por razón de sexo está presente en los lugares de trabajo.

Estas y mil razones más son las que nos mueven para parar el 8 de marzo por segundo año consecutivo. Y para seguir trabajando los 365 años del año. Porque para que la igualdad sea realidad es necesario más que palabras. Necesitamos Servicios Públicos de calidad que atiendan a todas las personas. Es fundamental dotarnos de una ley de igualdad salarial. El desarrollo de la Ley Efectiva entre mujeres y hombres aprobada en el año 2007. Que los servicios que atienden a las víctimas de violencia de género sean de titularidad pública. Necesitamos escuelas infantiles de 0 a 3 años gratuitas. Y revertir los recortes en políticas de igualdad. El registro de los planes de igualdad para poder hacer un seguimiento de las medidas que negociamos.  Y es urgente mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras de los sectores de sanidad y dependencia. Estas son solo algunas de las medidas por las que trabajamos diariamente en FeSP UGT.

Y no. No se trata, como algunos argumentan, de un enfrentamiento contra los hombres. La igualdad es un principio democrático que nos afecta a todas y a todos. Por eso en UGT nos declaramos feministas. Compañeros y compañeras pararemos este 8 de marzo. El igualdad las cosas claras!

Julio Lacuerda

Secretario General de FeSP UGT

Visto 252 veces

Consola de Joomla! Debug

Sesión

Información de Perfil

Uso de Memoria

Registro Database