May 27 2017

POR UN FUTURO POSTAL SOSTENIBLE

UGT junto a otros sindicatos postales iniciará una campaña de concienciación y denuncia sobre la situación de Correos.

UGT, en un ejercicio de responsabilidad, ha decidido iniciar un proceso de unidad de acción (dejando de lado las diferencias sindicales que puedan existir sobre cómo abordar los problemas actuales existentes en Correos) para denunciar ante los poderes públicos la situación preocupante que se cierne sobre la empresa pública y sus trabajadores en la encrucijada actual en la que hay que dar respuesta a los desafíos planteados en el futuro inmediato.

De entrada una afirmación: UGT sigue planteando que el Servicio Postal Universal debe seguir prestándose desde un modelo de gestión público que garantice la idea de que el negocio no prevalezca sobre la responsabilidad social de Correos como servicio público estratégico y que garantice la universalidad postal y la continuidad de su función vertebradora y de cohesión social y territorial.
Y por otra parte, una declaración de intenciones que queremos dejar clara: UGT no va a caer en el catastrofismo ni en el oportunismo ni en la demagogia a la hora de abordar los problemas existentes en Correos. Nuestra opinión está basada en un análisis serio y riguroso de lo que está ocurriendo a nuestro alrededor y en la idea de que Correos, como operador público designado para prestar el Servicio Postal Universal, tiene futuro y consecuentemente sus trabajadores también.

Dicho esto, y más allá de la visión común que hemos definido junto con CCOO, CSIF y SL, y que trasladaremos estos días en los medios de comunicación de forma conjunta, UGT cree oportuno señalar algunas cuestiones que están lastrando el camino hacia el futuro postal:
 Existe un insuficiente desarrollo de la Ley 43/2010 que es el que debe posibilitar un marco de financiación estable y justo del Servicio Postal Universal.
 Existe un escandaloso desinterés de los políticos hacia la realidad postal y la importancia del correo como elemento vertebrador de la cohesión social y territorial así como en su papel colaborador de la actividad económica y comercial en especial de las PYMES que necesitan una red que garantice la universalidad y la calidad a precios sostenibles.

 Existe una inercia equivocada en la gestión de Correos por impulsar una visión cortoplacista con fórmulas y estrategias que han llevado a que el Plan de Acción del 2012 haya finalizado sin conseguir incrementar las capacidades de Correos y, en consecuencia, sin solucionar el desequilibrio en los ingresos derivado de la caída de la actividad postal como consecuencia de la crisis.
 Existe un impulso tan contumaz como desacertado por buscar la solución de abordar el futuro y la supervivencia de Correos focalizándola SOLO y PRINCIPALMENTE en la paquetería dejando de lado las innumerables opciones existentes en el ámbito de la economía digital con actividades de valor añadido ligadas a las Nuevas Tecnologías como han hecho otros correos del mundo. Entre otras opciones UGT seguirá reclamando que se posibilite que Correos, como otros correos de nuestro entorno, pueda prestar servicios bancarios y parabancarios que garanticen la viabilidad financiera del operador postal español.
 Existe un extravío de repercusiones graves en la política de recursos humanos por la decisión de ir reduciendo la red física de personas y de oficinas durante los últimos años con el único fin de reducir costes hasta el extremo de degradar la red del Servicio Universal, la calidad en la prestación y las inmensas posibilidades que esta tiene para darle otros contenidos de valor añadido que redunden en un fortalecimiento de las capacidades de Correos. A lo que hay que sumar la inclinación por la precarización en los nuevos empleos que imposibilita impulsar estrategias estables y sólidas desde el punto de vista de los servicios y la actividad comercial de Correos.
 Existe un descuido imperdonable por parte de los ámbitos concernidos, como lo es el de persistir en la desmotivación paulatina de los trabajadores postales que desde hace seis años han sufrido una pérdida importante de poder adquisitivo y de derechos laborales viendo paralizados los intentos sindicales de reconstruir un marco de diálogo social que posibilite dar respuesta a nuestras justas reivindicaciones laborales y salariales.
Por último, y sobre aspectos relacionados con la actuación que vamos a iniciar mañana viernes con otros sindicatos representativos de Correos, UGT considera que la decisión de promover en su caso movilizaciones no será utilizada por este sindicato ni desde la precipitación ni desde un interés sindical particular. Antes bien, debe considerarse en el contexto oportuno y desde un planteamiento de seriedad y rigor tanto en los objetivos como en los medios.
La cultura sindical de la amenaza no es propia de UGT. Entendemos que antes de amenazar toca primero dialogar y negociar, donde corresponde hacerlo, buscando soluciones a los problemas de Correos y de los trabajadores que representamos.
Si se nos niega la posibilidad de buscar y encontrar soluciones, obviamente UGT no tendrá ningún problema para movilizar con quien/es corresponda, siempre en la idea de que la movilización no es un fin en sí mismo ni un teatro previo a soluciones a la baja pactadas de forma unilateral y previamente por debajo de la mesa. Dicho lo cual nos ratificamos en que la unidad de acción sindical es un valor inestimable para defender a los trabajadores.

Visto 137 veces Modificado por última vez en Sábado, 27 Mayo 2017 08:54