Mar 17 2017

EL GOBIERNO DE ARAGÓN AGOTA SU CREDIBILIDAD NEGOCIADORA

Resultado de imagen de RUPTURAEl Gobierno de Aragón ha convocado dos mesas generales de negociación en dos días consecutivos (16 y 17 de marzo), para no conseguir acuerdos y para agotar definitivamente la credibilidad negociadora del Director General de la Función Pública.
El Gobierno de Aragón convocó ayer, 16 de marzo, Mesa General de negociación para exponer a los sindicatos representativos las medidas de personal contenidas en el proyecto de ley de presupuestos para 2017 que, en ese mismo momento, estaba siendo aprobado por el Consejo de Gobierno. Una convocatoria de trámite, puesto que ya no era posible ningún tipo de negociación, y una convocatoria para comprobar que los acuerdos firmados a principio de legislatura por el Gobierno con UGT y la mayoría sindical de la DGA son definitivamente papel mojado al no consignarse medidas ni partidas económicas que permitan su cumplimiento.
Para el día siguiente el Gobierno volvió a convocar la Mesa General para, entre otros asuntos, iniciar la negociación del Proyecto de Ley de Función Pública de Aragón. Una vez más, el Director General de la Función Pública ha transmitido su falta de respeto por la negociación colectiva al plantear un proceso de negociación express para enviar lo antes posible el proyecto a las Cortes.
Obviamente UGT, y el resto de los sindicatos, han rechazado semejante pretensión, por entender que un proyecto de este calado, y que afecta al núcleo de la relación laboral de los sesenta y cinco mil empleados públicos de la administración autonómica y local de Aragón, no puede ser despachado en cuatro días ni, mucho menos, ser enviado al parlamento sin el acuerdo sindical.
Con estas dos actuaciones, el Director General, el Consejero de Hacienda y el Gobierno en su conjunto, muestran una displicencia y una falta de respeto hacia la negociación colectiva y hacia sus trabajadores absolutamente inadmisibles. Mientras en el conjunto de las comunidades autónomas e incluso en la Administración Central, se han recuperado derechos perdidos por los recortes de los años de crisis, Aragón se erige como la Comunidad Autónoma más cicatera con sus empleados públicos.
El incumplimiento de los acuerdos, la nula capacidad negociadora y la debilidad del Director General de la Función Pública nos obligan a pedir que en las próximas citas negociadoras alguien con capacidad de decisión política ocupe el sitio de la administración en la mesa de negociación.
La negociación, que ha de ser inmediata debe incluir dos grandes apartados:
· Enmiendas al proyecto de ley de presupuestos que incluyan el cumplimiento de los acuerdos firmados y la recuperación de derechos.
· Apertura de un proceso de negociación serio de la ley de la Función Pública bajo el compromiso de no enviar ningún proyecto de Ley a las Cortes sin acuerdo sindical.

Visto 148 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Marzo 2017 20:15