Ago 24 2018

FeSP UGT Aragón dice no a la modificación del tiempo máximo de respuesta en la Emergencia

RELATIVIZAR EL TIEMPO ES RELATIVIZAR EL SERVICIO PÚBLICO.

“El Gobierno de Aragón tiene la intención de relativizar el tiempo de respuesta de los Servicios de Bomberos en Aragón para ahorrar costes económicos”.

Propuestas para prevención y extinción de incendios y salvamento

La FeSP de la UGT de Aragón manifiesta, en relación con la propuesta de modificación del Decreto 158/2014 de 6 de octubre del Gobierno de Aragón, por el que se regula la organización y funcionamiento de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad Autónoma de Aragón, lo siguiente:

Que, como redactan ustedes en el texto de propuesta a la modificación, en estos momentos es preciso revisar alguno de los aspectos del articulado, refiriendo en singular directamente a un único artículo, concretamente al número 8, “Tiempos de atención”, lo que entendemos por la isocrona o tiempo máximo de respuesta en la Emergencia de tener el objetivo en la atención a las emergencias en la isocrona de 35 minutos, y no con el texto que proponen, que permita la atención al ciudadano en el menor tiempo posible y siempre dentro de un tiempo de intervención aproximado de 35 minutos.

El desacuerdo del sindicato UGT con la propuesta de modificación del artículo 8. Tiempos de atención, es la siguiente:

No se puede solventar un problema estructural de carencia de medios humanos y materiales para cohesionar la homogeinización y la proporcionalidad en la respuesta ante la emergencia de los Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad autónoma de Aragón retocando los tiempos de atención con la sutileza relativista de aproximado, en el que cabe el concepto de obtener un resultado tan cercano a lo exacto (los taxativos 35 minutos de la isocrona) como sea necesario para un propósito determinado que se acerque más o menos a lo exacto, con el consiguiente ahorro de asignaciones presupuestarias que paliarían las carencias manifiestas de, como dicen ustedes en el texto propuesto, “dar fiel reflejo de la realidad que opera hoy en día, con la particular orografía de nuestra Comunidad Autónoma, que determina el tiempo de respuesta ante cualquier situación de emergencia. Y en el que debe de ser matizada la redacción, respecto a la garantía del tiempo máximo de intervención, con objeto de ajustar el mismo a la realidad de las dotaciones de recursos humanos y materiales con los que se cuenta en todo el territorio aragonés”.

La intención, así justificada, es la de enmascarar la realidad que perciben en esta materia ante la falta de medios idóneos estimados para vertebrar el territorio acorde a la Ley 1/2013, de 7 de marzo del Gobierno de Aragón, gestionado la ubicuidad relativa del tiempo de respuesta ante la emergencia por la falta de gestión económico administrativa que requeriría una Comunidad Autónoma aspirante a la modernidad como la aragonesa, tan prometedora en palabras gobernantes como sutiles ante el cierzo.

La responsabilidad siempre la tendrá el gobernante alternante, y el derecho de reclamo lo tienen los gobernados, aquellos que mantienen el sistema con sus impuestos y quieren unos Servicios Públicos de calidad, que no dilaten el tiempo en la resolución de sus problemas ante heridos, quemados, atrapados en sus vehículos o en sus viviendas en espera de que el ajuste a esa fiel realidad se demore porque la aproximación dilate más de lo deseado, pudiendo ser que sea la ciudadanía la que pague en costes humanos y materiales sufriendo la relativa demora.

 

Visto 164 veces
Más en esta categoría: NUEVO ACUERDO CON LA FAMCP