Imagen-cabecera-educacion-1.jpg

Enseñanza
En estos momentos, en los que en el contexto de la actual crisis del coronavirus, el fomento del teletrabajo se ha consagrado como la mejor fórmula para el mantenimiento de la actividad docente y ha encontrado en la buena disposición del profesorado desde su domicilio la clave del éxito en el seguimiento de las clases para los alumnos, FeSP-UGT recuerda que lleva cinco años pidiendo la regularización del teletrabajo, la desconexión digital, el trabajo online y el trabajo a distancia en los principales convenios colectivos de ámbito estatal en la Enseñanza Privada. FeSP-UGT lamenta que su sistemática petición nunca haya…
Mar 17 2020

Medidas de contención en el ámbito educativo ante la evolución del Covid-19

 

La situación generada por la evolución del coronavirus COVID-19 ha obligado al Gobierno a  adoptar medidas de contención extraordinarias para proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública.

A las medidas adoptadas en el ámbito educativo por el Real Decreto-ley 7/2020, que incluía medidas que afectaban al calendario escolar en la enseñanza obligatoria y al personal funcionario dependiente de mutualidades, se suman otras medidas de carácter extraordinario publicadas en el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

El Real Decreto 463/2020, en su artículo 7 establece, para el ámbito educativo y de la formación, medidas de contención extraordinarias para el personal educativo y los centros escolares. En primer lugar, se suspende la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas, ciclos, grados, cursos y niveles de enseñanza contemplados en el artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, incluida la enseñanza universitaria, así como cualesquiera otras actividades educativas o de formación impartidas en otros centros públicos o privados. Así mismo, se establece que durante el período de suspensión se mantendrán las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y en línea , siempre que resulte posible.

Por otro lado, la disposición adicional tercera sobre la suspensión de plazos administrativos establece que se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público . El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo. Por tanto, la medida afecta a la interrupción de los trámites actualmente abiertos tales como procesos de admisión de alumnado, convocatorias de procedimientos selectivos a los cuerpos docentes....

Las circunstancias extraordinarias que concurren para la declaración del estado de alarma, en todo o parte del territorio nacional constituyen, sin duda, una crisis sanitaria sin precedentes y de enorme magnitud. Desde el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT exigimos responsabilidad institucional a las Administraciones educativas para que se adopten las medidas necesarias, que deben ser las mismas para todos los centros del estado, y deben garantizar el derecho a la educación del alumnado y la protección de la salud laboral de los trabajadores y trabajadoras de la educación, teniendo la obligación de facilitar el teletrabajo y velar porque se suspenda toda actividad educativa presencial en los centros. Por tanto, entendemos que no es necesaria en los mismos la presencia de ningún trabajador o trabajadora.

Mar 17 2020

ESCRITO DE LA JUNTA DE PERSONAL DOCENTE NO UNIVERSITARIO

Zaragoza a 16 de marzo de 2020

Desde la Junta de Personal Docente no Universitario, queremos denunciar la falta de claridad que ha existido y existe por parte de la Administración a la hora de determinar la asistencia del profesorado, del personal administrativo y de servicios a los centros de trabajo. Por un lado se prohíbe la apertura de centros y se paraliza el proceso de admisión del alumnado y por otro, dejan en manos de los equipos directivos que el claustro y ellos mismos, deban acudir a trabajar al centro o hacerlo telemáticamente.
Esto ha dado lugar a que equipos directivos, personal docente, administrativo y de servicios de algunos centros haya tenido que acudir a trabajar presencialmente y que otros no hayan ido y esté realizando el trabajo desde casa.
No entendemos que desde la administración no saquen instrucciones claras al respecto reflejando de manera contundente que estos profesionales no deben acudir a los centros.
No nos queda otra que instar a los maestros y maestras, profesores y profesoras, secretarias y secretarios, jefas y jefes de estudio y directores y directoras y demás personal, que os quedéis en casa, que no acudáis a trabajar al centro y que realicéis el trabajo de forma telemática. Por encima de la no claridad de la administración, nos avala el Art 9 del Real Decreto por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis ocasionada por el COVID19, que establece claramente las medidas de contención en el ámbito educativo determinando que “quedan suspendida la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas…”
Por otro lado, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en su Art. 21 establece que, de acuerdo con lo previsto en el apartado 1 del Art 14 de la presente Ley, “el trabajador tendrá derecho a interrumpir la actividad y abandonar el lugar de trabajo, en caso necesario, cuando considere que dicha actividad entraña un riesgo grave e inminente para su vida o salud”...
No sabemos qué más necesita la Administración para ser contundente a la hora de cerrar los centros. Entendemos en “caos” y el desconcierto que ha provocado esta situación, pero no entendemos que se ponga en riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras.
Por todo esto, ahora más que nunca…
#QUÉDATEENCASA