logo 130ugt cumplimos

Enseñanza
Dic 04 2019

Los resultados de PISA no valoran los problemas reales de la educación

 

El Informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) es una prueba internacional llevada a cabo por la OCDE que se encarga, a través de pruebas estandarizadas, de medir los conocimientos y las competencias del alumnado de 15 años en Lectura, Matemáticas y Ciencias.

En una primera visión de los datos publicados sobre la séptima edición del informe PISA 2018, en la que han participado más de 35.000 estudiantes de más de 1.000 centros educativos españoles, se observa que los resultados de la evaluación sistémica del aprendizaje en cuanto a competencias matemáticas y científicas no reflejan una mejora en dichas competencias en los países de la OCDE. Los resultados de la evaluación del rendimiento en la competencia lectora no se han hecho públicos por decisión de la OCDE.

Los resultados de España en las pruebas realizadas al alumnado de 15 años en las competencias de Ciencias y Matemáticas no son buenos. Se ha pasado de estar a nivel de los países más avanzados (datos de la edición PISA 2016) a estar por debajo de la media de la OCDE. Nuestro país se sitúa en la posición 28 en matemáticas y en el lugar 25 en ciencias, de un total de 37 países que integran el estudio.

Si nos fijamos en los datos concretos, en Matemáticas el alumnado obtiene 481 puntos, frente a 486 de la OCDE, y en Ciencias, 483 puntos frente a 493 de la OCDE. Estos resultados nos sitúan a la cola de la media de los países desarrollados.

Además, en este informe también se contemplan las diferencias de resultados entre comunidades autónomas. En cuanto a la competencia en Matemáticas, lidera la media Navarra (con 503 puntos), seguida de Castilla y León (502), Euskadi (499) y Galicia (498). Entre las comunidades que se sitúan por debajo de estos datos están Castilla-La Mancha (479), Murcia (474), Comunidad Valenciana (473), Extremadura (470), Andalucía (467), Canarias (460) y la ciudad autónoma de Ceuta (411).

En competencia científica, lidera la tabla Galicia con 511 puntos seguida de Castilla y León (501), Asturias (496), Cantabria (495) y Aragón (493). Se sitúan por debajo de estos datos Baleares (482), Murcia (479), Valencia (478), Extremadura (473), Andalucía (471), Canarias (470) y Ceuta (415).

Por otra parte, cabe destacar que el resultado educativo obtenido se produce en plena implantación de la LOMCE y en una situación de grandes recortes en la educación. La falta de recursos en los centros y la supresión de programas de atención a la diversidad, la reducción de profesorado y el incremento de las ratios son causas que influyen directamente en el resultado de las pruebas realizadas.

Entre otros factores que intervienen en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes y de los resultados académicos que obtienen están el nivel socio-económico y cultural de las familias, la ubicación del centro escolar o la multiculturalidad del alumnado.

Valorando el informe de evaluación que realiza la OCDE, que se limita a analizar competencias estrictamente académicas, consideramos que se debería incidir en medir e impulsar competencias referidas a nuevos modelos de aprendizaje relacionados con habilidades sociales, competencias artísticas, de convivencia, de cambio climático…, aspectos básicos para formar al alumnado ante los retos futuros.

UGT considera imprescindible aumentar la inversión educativa hasta alcanzar el 7% del PIB en Educación, la reversión de los recortes, la recuperación del poder adquisitivo del salario del profesorado, mejorar sus condiciones sociolaborales reduciendo su horario lectivo, implementar medidas y recursos de atención a la diversidad, incremento de becas y ayudas al alumnado… Todo ello, sin duda, repercute en mejores resultados y favorece la igualdad de oportunidades.

El Comité de Empresa de ATADES formado por los sindicatos: CCOO, FSIE, OSTA y UGT, ha convocado varias concentraciones en contra de los despidos y recortes en ATADES. Las concentraciones se realizarán el próximo martes 10 de diciembre a las 19.00 horas en Pz. España de Zaragoza y el 14 de diciembre a las 12.00 horas en Pz. España de Alagón.

Desde UGT os animamos a todos a acudir a las concentraciones convocadas en defensa de l@s trabajador@s de Atades Zaragoza.

cartelatades2

FeSP-UGT exige sosiego, diálogo y acuerdos en la Enseñanza Concertada

 

Ni el sistema educativo ni los trabajadores de la enseñanza necesitamos polémicas interesadas ni la utilización política de las mismas.

Poco favor hacen a la Educación quienes desde el ámbito sindical, patronal, político o de cualquier otra índole, alimentan debates interesados alentando situaciones de conflicto, que poco tienen que ver con la realidad de las aulas y con las preocupaciones y necesidades de los trabajadores del sector.

UGT, organización clave en la creación y defensa de los conciertos educativos desde 1985 y fundamental en la consecución del pago delegado entre otras, sigue exigiendo como necesario un gran acuerdo educativo. Y en lo que al ámbito específico de la Enseñanza Concertada se refiere, cree necesario que el debate se centre en las condiciones laborales y retributivas de sus trabajadores así como en poner los medios para que el alumnado reciba un servicio público de calidad.

Por eso, sigue siendo imprescindible la convocatoria de la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada (no convocada entre 2011 y 2018 y en dos ocasiones, sin grandes avances, con el actual gobierno en funciones) y la reanudación del Diálogo Social.

Mientras los debates se desordenan y se potencian de manera interesada en los medios de comunicación, FeSP-UGT seguirá apostando por la homologación salarial y de condiciones laborales con el profesorado de la enseñanza pública, el pago delegado para el PAS y el personal complementario, la financiación de la PEA, un contrato de relevo de para todos, el mantenimiento del empleo y el aumento de plantillas para hacer efectiva la necesaria rebaja de jornada lectiva, el cobro de los sexenios y la negociación de las bases para un nuevo real decreto de conciertos entre otras cuestiones.

FeSP-UGT pide responsabilidad a las Administraciones educativas, así como a las organizaciones patronales del sector.

Nov 07 2019

Nuestro sistema educativo no necesita teorías, necesita respuestas

 

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT exige a los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre un compromiso real para dar solución a los problemas o necesidades que tienen la Educación y sus profesionales.

El sindicato considera ineludible un acuerdo de los partidos progresistas para hacer de la Educación una prioridad de Estado y para salir del estancamiento en el que está inmerso nuestro sistema educativo. Es hora de definir objetivos de mejora, reales y acordes a las necesidades del alumnado y a las demandas del profesorado.

El Gobierno que salga de las urnas debe elaborar una nueva ley que, basada en acuerdos amplios, tenga vocación de estabilidad y equilibrio y dé respuesta a los verdaderos problemas de nuestra educación. Resulta imprescindible que la inversión en Educación esté por encima de la alternancia política y de las discusiones de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). En este sentido, el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT reclama que el gasto público educativo alcance el 5% del PIB en los primeros PGE que se aprueben, para ir incrementándolo hasta alcanzar el 7% en los siguientes años.

El profesorado, motor del cambio educativo, necesita la implementación de medidas que contribuyan a la recuperación de sus condiciones sociolaborales y permitan la dignificación del trabajo docente, además de contar con buenas condiciones, como entornos seguros, sanos y con recursos adecuados, autonomía profesional, libertad académica, una formación inicial de calidad y un desarrollo profesional continuo.

Medidas, en definitiva, que logren su motivación y el reconocimiento social de su labor. El profesorado de nuestras aulas precisa una renovación adecuada para hacer frente a los constantes y rápidos cambios sociales, tecnológicos, culturales, medioambientales o familiares, que exigen nuevas habilidades. Nuestro sistema educativo no necesita teorías, necesita respuestas.

Por ello, FeSP-UGT exige soluciones para abordar los temas que preocupan y ocupan al profesorado en su labor diaria, entre ellos, reducir las ratios y las horas lectivas para mejorar la calidad de su trabajo; el incremento y la estabilidad de las plantillas, aumentar los recursos humanos y materiales para implementar medidas acordes a las características del alumnado para su formación integral; repensar el contenido del currículo haciéndolo más flexible, aunque riguroso, que amplíe las posibilidades de aprendizaje del alumnado dándole herramientas para enfrentarse a los desafíos del futuro, o simplificar y reducir la carga burocrática en los centros escolares.

Además, es imprescindible facilitar herramientas y procedimientos al profesorado para mejorar la convivencia, dotándoles de estrategias para evitar problemas de indisciplina o acoso; planificar su formación, tanto inicial como permanente, para que adquiera habilidades con las que pueda acometer los retos sociales y tecnológicos a los que se enfrenta en su labor; desarrollar una carrera profesional atractiva y flexible que reconozca económica y profesionalmente el trabajo docente; recuperar su poder adquisitivo con incrementos salariales y la reversión de los recortes, o establecer y facilitar procedimientos que velen por la salud laboral de los docentes y por el reconocimiento de las enfermedades profesionales.

Quedan muchos deberes por hacer y son muchas las asignaturas pendientes que tiene que afrontar el futuro Gobierno. Ha de tener en cuenta que dar solución a los problemas o necesidades que tiene la Educación sin tener en cuenta a los docentes, que son la personalización del sistema educativo ante el alumnado, es una equivocación.