Jose Luis Rubio

Jose Luis Rubio

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Abr 22 2020

28 de abril, día internacional de la seguridad y salud en el trabajo

 

UGT y CCOO han elaborado un manifiesto en el que afirman que este 28 de abril no puede ser como el de otros años, pues nos enfrentamos a una crisis sanitaria mundial, como no se recordaba desde hace más de un siglo, que ha llevado a los sistemas sanitarios más allá de sus límites, ha paralizado gran parte de la actividad económica y, lo que es más grave y doloroso, se ha llevado decenas de miles de vidas solo en España.

Por eso, el recuerdo este 28 de abril es para esas víctimas, para sus familiares y amigos y compañeros y compañeras de trabajo, pero también para las personas trabajadoras, que aún a riesgo de su salud, han dado la batalla a esta enfermedad en primera línea.

Son los trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales como, por ejemplo: sanitarios, transportistas, trabajadores del campo, dependientes, trabajadores y trabajadoras de la limpieza, cuidadores y cuidadoras, personal de los cuerpos del orden y seguridad del Estado. Todos ellos, han demostrado la importancia de la clase trabajadora para garantizar el funcionamiento de nuestra sociedad.

Cada 28 de abril UGT y CCOO recordamos a las trabajadoras y traba jadores que están detrás de las estadísticas de accidentes y enfermedades laborales y que sufren sus peores consecuencias, denunciamos las condiciones de trabajo que están en el origen de esta lacra social y realizamos propuestas de cambio en la normativa y en las políticas para mejorar la salud y la seguridad de la clase trabajadora. Pero el de 2020 no puede ser un 28 de Abril como el de otros años. Nos enfrentamos a una crisis mundial de salud pública como no se recordaba desde hace algo más un siglo, una pandemia que en España ya ha supuesto el contagio de centenares de miles de personas, ha tensionado los sistemas sanitarios más allá de sus límites, ha paralizado gran parte de la actividad económica del país y, lo que es más grave: se ha llevado decenas de miles de vidas.

En documento 1 adjuntamos el manifiesto completo (ver).

En documento 2 el cartel (ver).

Abr 22 2020

La decisión de reanudar la actividad docente presencial debe ser tomada siguiendo exclusivamente criterios sanitarios

 

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT exige que se negocie con los delegados/as de Prevención de Riesgos Laborales, Comités de Salud Laboral y, donde no los haya, con las Organizaciones Sindicales representativas del ámbito, las medidas de prevención antes de la vuelta a la actividad presencial en los centros educativos.

Los niños y jóvenes son el grupo de edad que menos problemas de salud están teniendo como consecuencia del coronavirus. Sin embargo, el hecho de que, en general, no padezcan síntomas o que estos sean muy leves, no significa que no padezcan la enfermedad, y, lo que es más importante, que no sean capaces de contagiarla,

En realidad, sí son capaces de ello, y de una forma más peligrosa que los adultos, ya que muchos de los que estén contagiados serán asintomáticos, es decir, que no presentan síntomas de la enfermedad, siendo por tanto más difíciles de controlar e impedir que sigan contagiando a personas sanas.

Esta circunstancia es muy importante tenerla en cuenta si se produjera una relajación del confinamiento y finalmente se decidiera la continuación del curso escolar, y de cara al comienzo del curso 2020/21, puesto que en función de la situación sanitaria, la reanudación de las clases podría suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores del sector.

Hay que tener en cuenta que la peculiaridad de la función docente -y de otros trabajos que se realizan en los centros escolares- hace que haya una gran cantidad de personas en espacios reducidos y con una gran interacción personal. Estas dos circunstancias llevan a que estos trabajadores deban ser considerados grupos de riesgo, pues su probabilidad de contagio es alta.

Descargar cartel

Descargar díptico

Abr 20 2020

Ante los datos que se está trasladando desde Salud Pública sobre el importante número de profesionales del SALUD contagiados por COVID-19, FESP UGT ARAGON exige que se realicen test a toda la plantilla, con o sin sintomatología para poder evitar la propagación del virus y tener un mapa real de la situación de los profesionales.

En estos momentos, los datos que se disponen, de contagiados en Aragón son de 4.800 personas de ellos un 16% (754 empleados); un porcentaje demasiado alto, corresponde a trabajadores del sector sanitario.  Estos datos nos llevan a la necesidad de realizar un análisis más exhaustivo de la situación y de activar un plan de seguimiento de los casos: primero hay que saber cuántos trabajadores han pasado la enfermedad; los que están enfermos en estos momentos y finalmente los contagiados asintomáticos, que no deberían estar trabajando para evitar la expansión del virus.

UGT demanda urgentemente la realización de test de diagnóstico para detección de coronavirus a todos los trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, adecuando su tipología (rápido, PCR, serología, etc) a la actividad y dando prioridad a aquellos que desarrollan su trabajo en contacto más directo con los pacientes.

Siendo deseable, por otra parte, que los test se realicen a todos los trabajadores de estos servicios y de forma generalizada. Tenemos constancia de que desde el Servicio de Vigilancia/prevención de riesgos laborales se está haciendo un seguimiento de control de trabajadores con sintomatología, por lo que sería conveniente que esto se efectuara a todos los trabajadores, tanto en contacto directo como indirecto con pacientes, ya que pueden ser contagiados mediante vectores - cualquier agente o microorganismo que transporta y transmite un patógeno a otro organismo vivo- tales  como objetos, instrumentos, bandejas, camillas, tarjetas sanitarias, etc.

No se puede permitir que siga elevándose el número de contagios por no cumplirse las condiciones de seguridad y salud contenidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales o por la ausencia de pruebas diagnósticas que reflejen la situación real de la salud de los trabajadores.

Con la prevención de la salud de los trabajadores lograremos que se disminuya la expansión del virus.

Abr 20 2020

Ante los datos que se está trasladando desde Salud Pública sobre el importante número de profesionales del SALUD contagiados por COVID-19, FESP UGT ARAGON exige que se realicen test a toda la plantilla, con o sin sintomatología para poder evitar la propagación del virus y tener un mapa real de la situación de los profesionales.

En estos momentos, los datos que se disponen, de contagiados en Aragón son de 4.800 personas de ellos un 16% (754 empleados); un porcentaje demasiado alto, corresponde a trabajadores del sector sanitario.  Estos datos nos llevan a la necesidad de realizar un análisis más exhaustivo de la situación y de activar un plan de seguimiento de los casos: primero hay que saber cuántos trabajadores han pasado la enfermedad; los que están enfermos en estos momentos y finalmente los contagiados asintomáticos, que no deberían estar trabajando para evitar la expansión del virus.

UGT demanda urgentemente la realización de test de diagnóstico para detección de coronavirus a todos los trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, adecuando su tipología (rápido, PCR, serología, etc) a la actividad y dando prioridad a aquellos que desarrollan su trabajo en contacto más directo con los pacientes.

Siendo deseable, por otra parte, que los test se realicen a todos los trabajadores de estos servicios y de forma generalizada. Tenemos constancia de que desde el Servicio de Vigilancia/prevención de riesgos laborales se está haciendo un seguimiento de control de trabajadores con sintomatología, por lo que sería conveniente que esto se efectuara a todos los trabajadores, tanto en contacto directo como indirecto con pacientes, ya que pueden ser contagiados mediante vectores - cualquier agente o microorganismo que transporta y transmite un patógeno a otro organismo vivo- tales  como objetos, instrumentos, bandejas, camillas, tarjetas sanitarias, etc.

No se puede permitir que siga elevándose el número de contagios por no cumplirse las condiciones de seguridad y salud contenidas en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales o por la ausencia de pruebas diagnósticas que reflejen la situación real de la salud de los trabajadores.

Con la prevención de la salud de los trabajadores lograremos que se disminuya la expansión del virus.

Abr 15 2020

FeSP-UGT exige que Ministerio y comunidades empiecen también a acordar medidas para el próximo curso escolar

 

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha presidido hoy la reunión de la Conferencia Sectorial con los consejeros de Educación de las comunidades autónomas, para acordar las medidas educativas que se podrán en marcha sobre la finalización del curso 2019/2020, en el contexto del Estado de Alarma vigente, por la situación sanitaria del coronavirus COVID-19.

Las medidas adoptadas han sido las siguientes:

1. Se respeta el Calendario Escolar y el curso finalizará en el mes de junio.

2. Todo el alumnado, con carácter general y excepto los de 2º de bachillerato, promocionan de curso. La calificación de cada alumno/a se basará en las notas obtenidas durante los dos primeros trimestres del curso. La repetición de curso solo se contempla como una medida extraordinaria y previa autorización de la Administración educativa.

3. La evaluación del tercer trimestre solo podrá ser tenida en cuenta para favorecer al alumno/a y con carácter general tendrá un carácter diagnóstico, es decir, sin efectos académicos. La decisión final dependerá de cada Comunidad.

4. La evaluación final incluirá un informe personalizado de cada alumno/a que servirá para diseñar planes de refuerzo en verano y a principios del curso que viene. Se permite abrir los centros en julio para impartir de forma voluntaria clases de refuerzo y actividades lúdicas a los alumnos/as con necesidades educativas y se contratará a profesores de refuerzo expresamente para tal fin.

5. Cada comunidad autónoma decidirá si las evaluaciones extraordinarias se realizan en junio o septiembre.

6. Los contenidos del primer trimestre del curso 2020/2021 se reducirán para reforzar los del tercer trimestre del curso 2019/2020.

7. La reanudación de las clases presenciales. Mientras dure el estado de alarma la decisión corresponde al Gobierno y las autoridades sanitarias y, tras su finalización, cada CCAA adoptará las medidas para la incorporación.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional publicará en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado la Orden Ministerial con los criterios comunes para finalizar el curso 2019/2020 y para el inicio del curso 2020/2021.

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT ha venido exigiendo el acuerdo de las Administraciones educativas para abordar el final del actual curso académico mediante el establecimiento de medidas que despejen las dudas e incertidumbres de alumnado, profesorado y familias.

Hemos propuesto que, en la necesaria flexibilización de los criterios de evaluación, se tengan en cuenta las distintas etapas educativas y se dé autonomía a los centros y al profesorado para adaptar las medidas de promoción generalizada que se han acordado. Son ellos quienes mejor conocen la realidad del alumnado y las dificultades que están afrontando por motivo de las circunstancias extraordinarias provocadas por la COVID-19.

Creemos que la evaluación de los cursos que conducen a titulación, especialmente 2º de Bachillerato, el último curso de los Ciclos Formativos de FP y 4º de Enseñanza Secundaria Obligatoria, merecen un tratamiento específico y urgimos al Ministerio de Educación y FP a la publicación urgente de la Orden Ministerial acordada con las comunidades autónomas para regular estos aspectos.

Recordamos que el curso académico no se ha suspendido y, por tanto, como ya defendimos en su momento y como se ha acordado, valoramos que no se modifique el calendario escolar.

Con respecto a la posibilidad de apertura de los centros en el mes de julio, rechazamos que el personal docente y no docente deba desarrollar las actividades que se realicen, y por lo tanto, en su caso, se deberá contratar personal expresamente para estos programas, con condiciones laborales y retributivas dignas. No obstante, ponemos en cuestión que muchos centros del país, por cuestiones climáticas, estén preparados para desarrollar actividad en verano.

Una vez que parece que hay acuerdo sobre cómo abordar el fin de curso, el Sector de Enseñanza de UGT exige al Ministerio de Educación y a las comunidades autónomas negociar con las organizaciones sindicales el protocolo de medidas de seguridad y protección sanitaria que se deben tomar en los centros educativos, para cuando se reanude la actividad educativa de manera presencial.

Asimismo, las Administraciones educativas deben ir planificando el curso 2020/21 que, a nuestro juicio, no va a estar exento de dificultades. Proponemos el aumento de la inversión educativa, el reforzamiento de las plantillas docentes, la disminución de las ratios y la revisión del currículo.Cuestiones todas ellas que consideramos que deberían empezar a ser abordadas y negociadas en las correspondientes Mesas Sectoriales.

Abr 14 2020

 FeSP-UGT exige las máximas garantías de seguridad en el sector de autoescuelas

FeSP-UGT, sindicato mayoritario en el sector de autoescuelas, defiende que se introduzcan los cambios necesarios en este sector para que, cuando se retome la actividad, los trabajadores lo puedan hacer con las máximas garantías para su salud. 

En este sentido, el sindicato pondrá al servicio del sector sus conocimientos en materia de salud laboral para garantizar que la vuelta al trabajo, cuando proceda, se haga de forma segura. De la misma manera, exigirá a los empresarios que extremen todas las precauciones y que adopten las medidas organizativas necesarias para garantizar que el retorno al trabajo por la crisis de la COVID-19 sea en condiciones de salud para los trabajadores y sus familiares.

En otro orden de cosas, el sector de Autoescuelas de FeSP-UGT sigue expectante la evolución de la crisis sanitaria para poder continuar con el normal desarrollo de la negociación del nuevo convenio colectivo, que se había iniciado con una expectativa de cambios estructurales para el sector y que quedó interrumpido por la alerta sanitaria.

El sector, actualmente con un porcentaje superior al 75% de sus trabajadores en situación de afectados por ERTES, requiere reformas en el convenio colectivo de manera urgente, ya que, en esta situación de crisis sanitaria, se han puesto en evidencia las propias debilidades del sector.

Por esta razón, FeSP-UGT insiste en su compromiso de incrementar de manera clara la base reguladora de los salarios de los trabajadores en el nuevo convenio colectivo y de reestructurar todos aquellos aspectos detectados que impiden tener estabilidad en los momentos complicados, como por ejemplo el que estamos viviendo con la crisis del coronavirus.

Por tanto, FeSP-UGT pondrá todos los recursos a su alcance para garantizar que la vuelta al trabajo se realice de forma segura y para modificar el convenio colectivo en los términos deseados por sus trabajadores.

Abr 14 2020

GT pone en marcha una campaña para redoblar la exigencia de equipos de protección individual

UGT exige a los empresarios y a las Administraciones Públicas que adopten cuantas medidas preventivas sean necesarias para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores y trabajadoras que mantienen su actividad, dotándoles de los equipos de protección individual (EPIs) adecuados que eviten el riesgo de contagio al nuevo coronavirus.

Los trabajadores y trabajadoras, tanto del sector público como privado, que forman parte de las actividades esenciales, y que deben continuar con su actividad durante el estado de alarma, tienen que poder realizar su trabajo con las adecuadas medidas de prevención que garanticen su protección. Son muchos los colectivos que, en estos momentos de crisis sanitaria sin precedentes, están dando lo mejor de sí para vencer al virus y contribuir al funcionamiento normal de los servicios básicos, pero no siempre pueden desarrollar su trabajo manteniendo la distancia social recomendada de 2 m que se requiere para evitar el contagio al SARS-COV-2, o adoptar protecciones colectivas, por lo que es esencial proporcionarles los equipos de protección individual que garanticen y protejan su salud.

Pero la realidad es muy distinta, y es que no siempre a estos trabajadores y trabajadoras se les están facilitando los EPIs necesarios y adecuados para evitar el contagio. Por lo que se pone en serio riesgo su salud.

Por este motivo, UGT ha puesto en marcha una nueva campaña para redoblar la exigencia de equipos de protección individual y de medidas preventivas frente al nuevo coronavirus y recuerda tanto a los empresarios como a las administraciones públicas que están obligados por la Ley a proporcionar a sus trabajadores y trabajadoras los EPIs y las medidas de prevención y protección necesarias para garantizar su seguridad y salud.
Desde el sindicato, ante los innumerables incumplimientos que estamos denunciando, instamos a la Inspección de Trabajo para que vele por el cumplimiento de la normativa en prevención de riesgos laborales, actuando allí donde se incumpla con las obligaciones que en esta materia marca la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, e instando a las empresas a proteger la salud de sus trabajadores y trabajadoras.

Además, exigimos al Gobierno que  asegure el abastecimiento de dichos equipos de protección individual, que garantice su distribución entre personas trabajadoras y que proporcione los test necesarios para la detección temprana de posibles positivos, lo que sin duda ayudará a frenar el número de contagios.

Abr 14 2020

Las muertes por COVID-19 del personal designado como servicios esenciales deben considerarse fallecimientos por contingencia profesional

 

 La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT insta al Gobierno a considerar como muerte por accidente laboral la de aquellos trabajadores y trabajadoras de los servicios esenciales que pierdan la vida por el COVID-19.

El sindicato ha pedido al Gobierno que complete la medida del Real Decreto 7/2020 de 12 de marzo, que determinaba "al objeto de proteger la salud pública, se considerará, con carácter excepcional, situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para el subsidio de incapacidad temporal que reconoce el mutualismo administrativo, aquellos periodos de aislamiento o contagio provocados por el COVID-19.”

En ese sentido, es fundamental que, además de considerar accidente laboral el aislamiento y contagio por corovanirus, en el caso de un desenlace fatal de la enfermedad, los colectivos esenciales como trabajadores del sector sanitario, servicios sociales, dependencia, limpieza viaria, recogida de residuos, empleados de Correos, policía local, trabajadores de Instituciones Penitenciarias, Justicia y, en general todos los servicios públicos involucrados en la tarea de hacer frente a la lucha contra el COVID-19, reciban los máximos efectos de protección y cobertura si fallecen. Esta reivindicación se suma a la realizada por la Federación de Profesionales de Seguridad Pública (FEPOL) para considerar muerte por accidente de trabajo a los empleados de los servicios de emergencias.

Desde el momento en que Gobierno decretó el estado de alarma en España, los colectivos designados servicios esenciales han trabajado con enorme responsabilidad e integridad en beneficio de la ciudadana. En muchos casos, además, han ejercido su laboral sin los máximos elementos de seguridad personal. Sería incomprensible para los trabajadores, las familias y la sociedad, que ha dado su apoyo y gratitud expresa a las personas que forman parte de los servicios esenciales, que en caso de fallecimiento no tuviera la consideración de muerte por accidente laboral.

Abr 13 2020

Defendiendo tus derechos.

sd

Ahí están nuestr@s delegad@s en primera línea. Apoyando y defendiendo a sus compañer@s. Gracias por ser como sois. Gracias por estar ahí.