Jul 22 2014

TEMERIDAD EN LAS CONDICIONES DE TRABAJO EN PLENA ALERTA ROJA

Durante la semana pasada en gran parte de nuestra comunidad se ha activó la alerta roja de peligro de incendios forestales debido al registro de una ola de calor con temperaturas de prácticamente 40º durante el periodo del día coincidente con el horario laboral de estas cuadrillas.

Esta circunstancia, tal y como se hacía en el pasado, debería haberse afrontado con todo el operativo en situación de alerta máxima en sus bases a la espera de que pudiera surgir en cualquier momento un incendio forestal. En semejantes condiciones ambientales, conocida como la regla de los tres 30: Más de 30 grados de temperatura, vientos de más de 30 kilómetros por hora y una humedad ambiental inferior al 30% podía darse fácilmente un incendio.

Así, ante cualquier aviso, los miembros de las cuadrillas en plenitud de sus facultades físicas podrían afrontar la extinción del mismo con las mayores garantías posibles de eficacia y seguridad.

Sin embargo esto no ha sido así y en plena ola de calor cuando las recomendaciones que se daban a la ciudadanía eran de evitar la exposición al sol e hidratarse convenientemente, las cuadrillas han sido obligadas a desplazarse a sus habituales tajos en el monte para continuar realizando labores selvícolas con un afán productivista injustificado, desproporcionado y desmedido. Una situación irresponsable y temeraria al poner en riesgo la salud de los trabajadores y la eficacia del operativo al mermar sus posibilidades físicas para afrontar un incendio cuando previamente acumulan varias horas de trabajo en unas condiciones extremas.

Desde FSP UGT Aragón denunciamos esta situación y exigimos que el operativo no se vea obligado a trabajar en el monte cuando se den estas condiciones y que permanezca en sus bases alerta para poder actuar con plenas garantías en caso de incendio forestal.

Visto 1774 veces Modificado por última vez en Martes, 22 Julio 2014 11:05