Mar 07 2017

cartel 8 de marzo-001

Desde la Federación de Empleadas y empleados públicos, con motivo del ocho de marzo revindicamos:

 
 

1.- Que el supuesto impacto de la recuperación económica se haga visible en los derechos de las trabajadoras y trabajadores de los Servicios Públicos. Recordamos que somos mayoritariamente las mujeres las que ocupamos los sectores de sanidad, dependencia, educación y otros sectores que tienen una mayor precariedad y menor reconocimiento laboral.

 
 

2.- Desde la FeSP reiteramos la exigencia de una Ley de Igualdad Salarial para lograr el mismo salario por trabajos de igual valor. En la Administración y las empresas privadas contratadas por los Servicios Públicos, existe una brecha horizontal y vertical que exige medidas urgentes para alcanzar la igualdad de género.

 
 

3.- Desde la FeSP en el marco del sistema de pensiones no aceptaremos la salida de las pensiones de viudedad de dicho sistema, ya que son retributivas y sería condenar a aquellas mujeres cuyo trabajo han sostenido la vida de este país, a la extrema pobreza.

 
 

4.- Exigimos al gobierno recuperar la inversión y los programas de servicios públicos, así como la contratación y reposición de plantillas para afrontar las necesidades de la ciudadanía, sanidad, educación, servicios sociales y dependencia. Y recordamos que son las mujeres las que realizan el trabajo de cuidados y atención de las personas que lo necesitan, cuando las administraciones dejar de cumplir con su deber.

 
 

5.- Exigimos recuperar la inversión en presupuestos y programas para las políticas de igualdad que se han visto recortadas desde el año 2010 en un 26%. Así como el desarrollo de las Leyes de Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la Ley integral de violencia de género y la Ley de Salud sexual y reproductiva.

 
 

6.- Exigimos al gobierno y a todos los partidos políticos un pacto de estado contra el terrorismo machistas como una prioridad de país.

 
 

7.- Mostramos nuestra solidaridad con todas las mujeres del mundo, en especial con las refugiadas que huyen de la guerra o de persecuciones por género y exigimos acuerdos internacionales para que en todos los países del mundo se garanticen los derechos humanos de las mujeres.

 

ZARAGOZA:

Manifestación desde Glorieta Sasera, 19 horas.

HUESCA:

Manifestación desde Plaza de Navarra, 20 horas.

TERUEL:

Concentración Plaza de la Catedral, 19 horas.

Feb 24 2017

En menos de dos meses, en lo que va de año, 16 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas, esta cifra sitúa el 2017 como peor año de la última década. La última víctima, asesinada por su marido ayer en Barcelona había acudido a las instituciones buscando protección. Había denunciado y tenía orden de alejamiento. Nos preguntamos ¿para qué ha servido? Horas después, la Fiscal de Sala Delegada para la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, ha reconocido que se prestó "una deficiente actuación y respuesta judicial" a la mujer asesinada. "No hemos sabido valorar adecuadamente el riesgo que corría esa mujer a nivel judicial porque había habido indicios, había denunciado dos veces, había pedido una orden de protección y se había acordado".

Mientras esto ocurría centenares de personas se reunieron ayer en la Puerta del Sol para mostrar su apoyo a las 5 mujeres que continúan en huelga de hambre tras 14 días que luchan por que la violencia machista sea "cuestión de estado". 

Desde la FeSP nos reafirmamos en las 10 medidas exigidas al Gobierno el pasado noviembre entre ellas;  un pacto de Estado para el desarrollo de la Ley Integral contra la Violencia de Género;  la adopción de medidas de coordinación institucional que impliquen a las unidades de igualdad de todas las subdelegaciones de Gobierno en la coordinación de policías, jueces, fiscales, la abogacía de oficio, así como el personal sanitario;  la dotación de competencias y presupuesto a las administraciones locales, y el desarrollo de programas de evaluación, ajuste y corrección de las políticas de protección a la víctima y sus protocolos de funcionamiento.

No podemos seguir aceptando que un Estado no pueda proteger a la mitad de su población,  la violencia machista no es inevitable.

Nov 18 2016

 

Acaba de salir el segundo número de la karishina, la revista digital de Mujer y Políticas Sociales de la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT.

El 25 de Noviembre es el Día Internacional contra la Violencia de Género, y en sus páginas encontrarás artículos monógraficos sobre el tema, entrevistas y las medidas contra la violencia que UGT le plantea a las Administraciones Públicas.

Léela pinchando aquí

Nov 08 2016

La Unión General de Trabajadores denuncia un año más que la brecha salarial en España, según datos de Eurostat, se sitúa en el 14,9% lo que supone que las mujeres en nuestro país trabajan gratis una media de 54 días (casi dos meses). Para poner de manifiesto esta realidad, el sindicato iniciará una campaña, con el lema #YoTrabajoGratis, que se desarrollará del 8 de noviembre hasta el 31 de diciembre, el periodo de tiempo en el que las trabajadoras españolas regalan su trabajo. UGT advierte de que las discriminaciones en el empleo que soportan las mujeres -acceso al mercado de trabajo, modalidades de contratación, duración de la jornada, interrupciones de carrera para el cuidado de familiares, etc- les perjudican económicamente a lo largo de toda la vida acentuándose a la hora de la jubilación. Los últimos datos de la EPA, además, muestran el empeoramiento de la situación de las mujeres en el mercado laboral y el incremento de las desigualdades por lo que reclama la aprobación urgente de una Ley de Igualdad Salarial y exige al nuevo Gobierno que adopte las medidas necesarias para hacer frente a esta discriminación.

Según los últimos datos de Eurostat, la fuente estadística de la Unión Europea, publicados en octubre de este año, la brecha salarial -la diferencia de salario entre mujeres y hombres- en España se sitúa en 14,9% salario/hora por lo que trabajan una media de 54 días gratis cada año (en Europa está en torno al 16,7% salario hora), por lo que las mujeres trabajan de media 54 días gratis cada año, casi dos meses.

La mujer sufre discriminación en el acceso al empleo, en las modalidades de contratación, en la duración de la jornada, en las interrupciones de carrera para el cuidado de familiares y, todas ellas acentúan su precariedad tras la jubilación.

Según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial de 2014, últimos datos oficiales que conocemos, dados a conocer en octubre de este año, la diferencia de los salarios medios brutos anuales entre mujeres y hombres se sitúa en un 23,25% mientras que la diferencia de salario hora es de un 14%. Mientras que ellos percibieron, de media, 25.727,24 euros anuales, las mujeres recibieron 19.744,82.

Si la unidad de medida es pequeña (salario hora), la diferencia es menor que si sumamos esa diferencia a lo largo del día, de la semana, del mes o del año. Dos euros de diferencia en una hora, son 16 en una jornada de ocho o 5.982,42 euros anuales menos de media en un año. Una diferencia que, acumulada a lo largo de la vida laboral asciende a 209.385 euros menos.

De las 7.901.500 mujeres que trabajaron en 2014, 2.021.600 mujeres lo hicieron a tiempo parcial. Una de cada cuatro mujeres trabajadoras tiene un contrato a tiempo parcial y más de un millón y medio accedieron a este tipo de jornada como única forma de entrar en el mercado laboral pero no por voluntad propia.

Una trabajadora a tiempo parcial recibió de media 9.690,50 euros brutos anuales en 2014, mucho menos de la mitad de lo que cobraron las mujeres con jornada a tiempo completo que recibieron 25.041,50 euros y la tercera parte de lo que ganan los hombres con jornada completa, 28.318,14 euros.

Además, según la Encuesta de Estructura Salarial, un millón y medio de mujeres en España cobran, como máximo el SMI, 9.034,20 euros anuales brutos, una cifra que se reduce a menos de la mitad -739.363- hombres y sólo una de cada tres pensiones del sistema contributivo de la Seguridad Social la percibe una mujer. Tomando como referencia el tramo de edad de 65 a 69 años, mientras que los hombres reciben una pensión media de 1.327,20 euros, las mujeres sólo perciben 860,79 de forma que la brecha en este tramo alcanza el 35,14%.

Una situación que, lejos de mejorar, con el tiempo empeora

Los datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre de 2016 ponen de manifiesto el empeoramiento de la situación de las mujeres en el mercado laboral y el incremento de las desigualdades: Se mantiene la brecha de género en el desempleo pero crece la brecha de género en el empleo ya que desciende la tasa de actividad femenina y la ocupación aumenta más entre los hombres que entre las mujeres.

La tasa de empleo femenino se sitúa en el 45,41% y la masculina en el 54,58%, lo que supone 9,17 puntos porcentuales de brecha por género en el empleo, una cifra que aumenta con respecto del trimestre anterior ya que en el segundo trimestres ésta se situó en 8,97 puntos porcentuales.

Pese a que en este trimestre la tasa de desempleo femenino se ha reducido en 1,16 puntos respecto del trimestre anterior, se sitúa en un 20,66% mientras que la tasa de paro masculina bajó 1,01 puntos, situándose en el 17,39%, manteniendo la brecha de género, casi invariable, en 3,27 puntos porcentuales.

Desciende la femenina pero se incrementa la masculina, lo que provoca un alarmante crecimiento progresivo de la brecha de género que se sitúa ya en 11,65 puntos porcentuales.

El número de mujeres activas baja en 48.700, situándose en un 53,61%, y el número de hombres activos aumenta en 21.400, alcanzando, el 65,26%. Pero es que además, la inactividad de las mujeres crece en el tercer trimestre de 2016 respecto del segundo trimestre del mismo año, casi un punto porcentual por dedicación a las laborales del hogar, pasando de un 37% a un 37,9%, mientras que la inactividad de los hombres por esta causa sigue inalterable (5,9%).

Los datos revelan, además, que los cuidados familiares no sólo siguen siendo tarea casi exclusiva de las mujeres –más del 90% de las excedencias por cuidado de algún familiar son solicitadas por mujeres- sino que se está incrementando el número de mujeres que abandona temporalmente el mercado de trabajo para dedicarse al cuidado de algún familiar.

De hecho, de enero a septiembre de 2016, se han registrado 40.711 excedencias por cuidado de hijo, menores acogidos u otros familiares, de las cuales 37.069 (el 91,05%) han sido solicitadas por mujeres  y sólo 3.642 por hombres (un 8.95%). Además la variación interanual indica que durante este periodo ha habido un incremento de excedencias para el cuidado de la familia de un 12, 43%.

Es necesario tener en cuenta que durante el ejercicio de este tipo de excedencias, las mujeres, que son las que mayoritariamente hacen uso de ellas, no perciben ingresos salariales ni ningún tipo de prestación económica de la Seguridad Social y que el alejamiento del puesto de trabajo suele tener consecuencias negativas en el empleo tras la finalización de dichos periodos.

cuadromujeres.jpg