Jun 08 2021

Ante las últimas noticias publicadas sobre la vuelta a los escenarios en España de Plácido Domingo en un concierto a favor de Cruz Roja (lavanguardia.com), las organizaciones sindicales, en la última reunión mantenida de la Mesa Negociadora el pasado día 24 de mayo, solicitamos a la empresa que reconsiderase esta colaboración debido a las denuncias por acoso sexual que caen sobre el tenor anteriormente citado.


El pasado día 28, la empresa nos informa que, aun habiendo trasladado nuestra postura en contra de esta colaboración, el concierto se va a llevar a cabo, destinándose los beneficios a Cruz Roja.
Nos desagrada conocer este tipo de noticias cuando nos encontramos, precisamente, en un punto de la negociación en el que hablamos de acoso sexual y por razón de sexo.


Esta colaboración da la espalda a las víctimas y promueve la complicidad con un sistema que perpetúa y legitima la violencia contra las mujeres. Además, muestra la incoherencia de la empresa cuando, por una parte, gasta gran parte de su presupuesto en campañas de sensibilización a la población sobre violencia de género, pero, por otra, consigue parte de sus fondos mediante colaboraciones con presuntos agresores sexuales que han sido denunciados públicamente por haber ejercido violencia contra las mujeres.


Dada la relevancia del asunto, queremos comunicar y reiterar nuestra disconformidad y desagrado con esta noticia.

May 24 2021

Nos sumamos a celebrar el Día Mundial de la diversidad cultural, 21 de Mayo, impulsando el desarrollo de #BibliotecasAntirracistas.

En UGT Servicios Públicos apostamos por un reconocer la diversidad de nuestra sociedad y trabajamos por unos servicios públicos inclusivos que garanticen la igualdad de oportunidades.

En coherencia con nuestros principios desde el proyecto Gestión y Atención a la Diversidad en la Función Pública, YoSoyServiciosPublicos, que realizamos desde UGT Servicios Públicos tenemos por objetivo sensibilizar y formar a las empleadas y empleados públicos en la gestión de la diversidad y la promoción de la igualdad de trato y no discriminación.

En la formación de empleados y empleadas públicas, así como para la sociedad en su conjunto, son fundamentales los cuentos, novelas o ensayos ya que nos ayudan a comprender nuestro entorno y a empatizar con situaciones diferentes a las que vivimos. En este sentido, creemos que es necesario impulsar el conocimiento de referentes literarios que faciliten eliminar el racismo y todas las formas de discriminación. Para este objetivo es clave invertir esfuerzos en el desarrollo de bibliotecas antirracistas.

Este 21 de mayo, a través de la campaña Bibliotecas Antirracistas queremos visibilizar la importante producción de libros que reflejan a través de las historias que cuentan la diversidad de nuestra sociedad. En los últimos años, gracias a la labor del movimiento antirracista, ha habido un aumento de obras literarias que contribuyen a enriquecer el conocimiento sobre las diferentes culturas que conviven en nuestra sociedad y facilitan eliminar estereotipos.

En consecuencia, del 21 al 28 de mayo vamos a celebrar la Semana Bibliotecas Antirracistas donde queremos que contribuyas a visibilizar la importancia de una literatura antirracista para la formación de las y los empleados públicos, así como para unos servicios públicos inclusivos.

La campaña Bibliotecas Antirracistas cuenta con los siguientes materiales y acciones que puedes ayudarnos a difundir:

  • Imagen de redes Bibliotecas Antirracistas Bibliotecas Antirracistas en los cuatro idiomas (Catalán, Gallego, Castellano y Euskera).
  • En nuestra sección Posiona-T del miércoles 26 de mayo hablaremos de la importancia del desarrollo de Bibliotecas Antirracistas.
  • Sorteo en redes Bibliotecas Antirracistas donde queremos recomendar y facilitar libros y novelas que reflejan la diversidad y fomentan la eliminación del racismo. Por ello vamos a sortear:
    • “Hija del Camino” de Lucía Asué Mbomio
    • “Antigitanismo. Trece miradas.” Ismael Cortés, Patricia Caro y
    • Markus End (coords.)

Puedes consultar toda la información del sorteo AQUÍ.

Estas acciones se realizan en el marco del proyecto está cofinanciado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea (FAMI) a través de la convocatoria de subvenciones de la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria (DGIAH) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (MISSM).

Abr 05 2021

Artículo de opinión de Cristina Antoñanzas, Vicesecretaria General de UGT, en "El Siglo de Europa"


Esta semana se publicaban datos que advertían de que España se sitúa a la cola de la OCDE en trabajadores mayores de 55 años. Pues bien, a pesar de lo terrible de las cifras, en general, en nuestro país, las mujeres mayores de 55 años sufren más la infamia de un mercado laboral injusto y discriminatorio, que perpetúa y agrava la situación de muchas mujeres cuando son mayores.

Según datos de 2020, las mujeres mayores de 55 años y más tienen menor tasa de actividad que los hombres de ese mismo grupo de edad (hay una brecha de 7,71 puntos porcentuales), tienen menor tasa de empleo (hay una diferencia de 9,03 puntos porcentuales) y tienen mayor tasa de paro, 13,34% frente al 11% de los hombres.

También se acrecienta la brecha salarial en este grupo de edad. Así, los últimos datos disponibles, de 2018, reflejan que la brecha salarial se sitúa en el 21,42%, pero la del grupo de edad de 55 años y más asciende hasta el 24,13% (2,71 puntos más)

Las trabajadoras españolas son maltratadas por nuestro mercado de trabajo (precarias, carne de cañón de los trabajos parciales no voluntarios, y perceptoras, en su mayor parte de los bajos salarios), y esto sucede desde su acceso al empleo hasta la jubilación.

Es más, su situación se agrava en la jubilación. La brecha en pensiones alcanza el 35,09% cuando se accede a una pensión de jubilación. Además, cuando las mujeres se ven obligadas a permanecer en el empleo asalariado pasados los 65 años, porque no han alcanzado las cotizaciones suficientes para acceder una pensión de jubilación, la brecha salarial asciende al 32,86%. Por el contrario, muchos hombres permanecen en el empleo más allá de los 65 años para poder acceder a la pensión máxima.

La discriminación salarial entre mujeres y hombres se amplifica cuando las mujeres son mayores, es el remate después de una vida de lucha por abrirse paso en un mercado laboral marcado por la pervivencia de un patrón cultural paternalista, machista e injusto.

UGT se declara como un sindicato feminista. La igualdad no puede ser una palabra vacía. No nos lo podemos permitir como sociedad, ni como país. Produce vergüenza que, en el siglo XXI, los derechos de las mujeres en el entorno laboral sigan siendo cuestionados. Produce indignación que se pretendan obtener mayores beneficios a costa de no reconocer el principio de igual salario por trabajos de igual valor. No puede haber trabajadores de primera y trabajadoras de segunda.

La crisis provocada por el Covid-19 ha puesto de manifiesto lo que todo el mundo sabe. Las mujeres son imprescindibles, son trabajadoras esenciales e incansables, aun a costa de su salud durante la primera parte de la pandemia. Y eso a pesar de todos los indicadores en su contra. Además, esta crisis ha puesto de manifiesto el problema estructural de los cuidados, que recae injusta y mayoritariamente sobre unas mujeres.

Por eso desde UGT, reclamamos que la reconstrucción de un nuevo país, se haga desde la perspectiva de género, es decir, desde el respeto a la igualdad en todos los ámbitos.

Las discriminaciones de hoy se acrecientan cuando las mujeres tienen más edad, por tanto, hay que atajar los problemas ya. Primero exigiendo el cumplimiento de las leyes vigentes, entre ellas el desarrollo reglamentario de los planes de igualdad y los registros salariales, y estableciendo sanciones coercitivas si no es así, y segundo facilitando los recursos suficientes para que estas normativas no se diluyan en el BOE.

Es preciso a su vez derogar la reforma laboral, generadora de precariedad y bajos salarios que afectan sobre todo a mujeres; diseñar una ley de igualdad salarial que contribuya de forma eficaz a combatir la brecha salarial; incrementar los niveles de protección social en relación con las tareas de cuidados; impulsar más medidas para favorecer la corresponsabilidad; y establecer una reforma educativa que integre el respeto a la igualdad y a la diversidad, entre otras medidas.

La igualdad efectiva es un objetivo prioritario e irrenunciable que marcará la acción sindical de UGT hasta que no se consiga.


⇒ Accede al artículo en "El Siglo de Europa"

Feb 23 2021


► Cristina Antoñanzas, en una entrevista en el Canal 24 horas de TVE afirma que la brecha salarial es muy preocupante en los sectores considerados esenciales, fuertemente feminizados, mal remunerados y con una alta precariedad.

► Confía en que el Supremo no dé la razón a CEOE porque el desarrollo reglamentario de los planes de igualdad y el registro de igualdad retributiva son elementos fundamentales para acabar con la brecha salarial en las empresas.

La Vicesecretaria General del UGT, Cristina Antoñanzas, ha manifestado que al ritmo actual la brecha salarial en España no desaparecerá hasta dentro de 43 años (actualmente según los últimos datos publicados por el INE se sitúa en el 21,41% y el año anterior en el 21,92%). Además, las mujeres cobramos de media al año 5.700 euros menos que los hombres, lo que supone un total de 44.000 millones, o lo que es lo mismo el 3,69% del PIB de ese año. “Esto dinero que dejamos de ganar las mujeres que repercute no solo en nuestro salario, sino también en los ingresos para la Seguridad Social, pues supondría un aumento de las cotizaciones, y en los ingresos al Estado”.

Antoñanzas, que ha hecho estas declaraciones en el Canal 24 horas de TVE, ha dicho que la brecha no ha disminuido en ningún sector, pero sí que ha aumentado hasta superar el 30%, en los sectores considerados esenciales durante la pandemia, que son y siguen siendo esenciales. Se trata de actividades administrativas y de servicios, actividades profesionales, científicas o técnicas, en los servicios de salud o en el cuidado de las personas. “Esto es algo muy preocupante, son sectores feminizados, mal remunerados y con una precariedad muy alta. Como país nos lo deberíamos hacer mirar” .

Asimismo, la Vicesecretaria General de UGT ha dicho que a la brecha le afectan muchos factores, uno de ellos el tipo de contratación. Las mujeres de 45 años o más son las que en su gran mayoría tienen contratos a tiempo parcial, lo que hace que la brecha salarial aumente. El que exista esta brecha en el ámbito laboral, no solo afecta al salario sino también a otras percepciones como el desempleo o las pensiones. “Las pensiones de las mujeres son hasta un 35% más bajas que las de los hombres”.

Antoñanzas ha señalado que "tenemos dos herramientas importantísimas, en estos momentos, encima de la mesa, como son el desarrollo reglamentario de los planes de igualdad en las empresas y los registros de igualdad retributiva". Lamentablemente la CEOE ha recurrido ante el Supremo este decreto que fue aprobado en el marco del diálogo social. “Obviamente esperamos que no le dé la razón, porque consideramos que son herramientas fundamentales para abordar la brecha salarial en nuestras empresas”.

 
What do you want to do ?
New mail